¡Disculpad mi osadía!


La fortaleza de la soledad.
'Ya sabes a lo que me refiero...medianoche, un camino frío y solitario en el bosque, la inquietante oscuridad y en ella un par de grandes ojos brillantes sobre un árbol muerto que la niebla abraza, desde allí se puede escuchar un tétrico y breve sonido grave antes de que un búho tome vuelo.'

lunes, 30 de junio de 2014

Romper sobre roto.

Preferiría estar vacía,
sentir ahoga.

Eres capaz de llenar este caos de más desastre, hasta que nos reventemos.
Y esto es tóxico a la vez que bonito.

Si vas a ser huracán, arrasa con todo.
Desde los sentimientos hasta el alma, 
pero más grietas no.

Que grietas ya tengo en los labios, 
y queman.
Cicatrices en el corazón,
y escuecen.
Nudos en la garganta,
y ahogan.

No sé que fuimos, ni tampoco sé qué somos.
Lo único que sé, es que no seremos.

1 comentario:

  1. Me gustan los huracanes que no hacen grietas, ni cicatrices.

    ResponderEliminar